Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19)

Información sobre prevención, tratamiento y más

Leer Más: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index-sp.html

Vivir con el VIH

Cómo encontrar servicios de tratamiento para la infección por el VIH

  • Puntos importantes

    • Si usted tiene el VIH, hay recursos que pueden ayudarle a buscar un proveedor de atención de salud, pagar por sus medicamentos, conseguir vivienda de costo módico y encontrar ayuda para los problemas de salud mental.
    • El programa federal Ryan White sobre el VIH/SIDA se destina a ayudar a las personas seropositivas a conseguir la atención médica y otros servicios de apoyo que necesitan. Visite la página web titulada Obtenga servicios de atención y tratamiento del VIH en el sitio virtual de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (Health Resources and Services Administration, HRSA) para enterarse de cuáles personas reúnen los requisitos para recibir servicios del programa Ryan White sobre el VIH/SIDA y dónde pueden encontrar ayuda (disponible solamente en inglés).
    • El localizador de los sitios de pruebas de detección del VIH y servicios asistenciales de HIV.gov (disponible solamente en inglés) puede ayudarle a encontrar centros de realización de pruebas de detección del VIH, servicios de salud mental, centros médicos participantes en el programa Ryan White sobre el VIH/SIDA, asistencia de vivienda, y recursos para el tratamiento del abuso de sustancias en su localidad.
    • Si tiene alguna pregunta sobre el tratamiento de la infección por el VIH o necesita ayuda para encontrar un ensayo clínico relacionado con el VIH/SIDA, los especialistas en información de salud de ClinicalInfo pueden ayudarle. Visite la página titulada Póngase en contacto con HIVinfo para obtener información sobre la forma de comunicarse.
  • ¿Cómo encuentro un proveedor de atención de salud?

    Los proveedores de atención de salud son una parte esencial del éxito del tratamiento de la infección por el VIH. Ellos recetan medicamentos contra el VIH y ordenan pruebas para observar la salud de sus pacientes. Las personas seropositivas trabajan con sus proveedores de atención de salud para seleccionar un régimen de tratamiento de la infección por el VIH que surta el mejor efecto para atender sus necesidades.

    Explore los recursos indicados a continuación, que le ayudarán a encontrar un proveedor de atención de salud (disponibles solamente en inglés):

    • Líneas telefónicas directas sobre el VIH/SIDA en los diferentes estados, de la HRSA
      Si necesita ayuda para encontrar un proveedor de atención de salud o servicios relacionados con el VIH/SIDA en su localidad, llame a la línea directa sobre el VIH/SIDA de su estado. La Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) mantiene una lista de líneas telefónicas directas sobre el VIH/SIDA en los 50 estados, el Distrito de Columbia, las Islas Vírgenes Estadounidenses y Puerto Rico.
    • Encuentre proveedores de atención médica del VIH/SIDA del programa Ryan White, de la HRSA
      El programa Ryan White sobre el VIH/SIDA presta servicios de tratamiento de la infección por el VIH a las personas seropositivas que no tienen seguro o cuyo seguro es insuficiente. Use esta herramienta de búsqueda de la HRSA para encontrar proveedores de atención médica en su localidad que participen en el programa Ryan White sobre el VIH/SIDA. Usted también puede encontrar centros financiados con fondos del gobierno federal por medio de las aplicaciones para dispositivos móviles ofrecidas por la HRSA.
    • El localizador de los sitios de pruebas de detección del VIH y servicios asistenciales, de HIV.gov
      Esta herramienta de búsqueda de HIV.gov puede ayudarle a encontrar servicios en su localidad, incluso centros de realización de pruebas de detección del VIH, servicios de salud mental, centros médicos participantes en el programa Ryan White, programas de asistencia de vivienda y establecimientos de tratamiento del abuso de sustancias.
  • ¿Dónde puedo conseguir ayuda para pagar por mis medicamentos contra el VIH?

    Las personas seropositivas toman a diario un conjunto de medicamentos contra el VIH. Esos productos impiden que el virus se multiplique en el cuerpo, pero no pueden curar la infección que causa. Para mantenerse sanas, esas personas deben tomar medicamentos contra el VIH a diario durante toda la vida.

    Hay varios recursos que pueden ayudar a las personas seropositivas a conseguir los medicamentos necesarios.

    • Directorio de los ADAP, de la Asociación de Defensa de los Programas de Asistencia para Medicamentos contra el SIDA
      Los Programas de Asistencia para Medicamentos contra el SIDA (AIDS Drug Assistance Programs, ADAP) facilitan medicamentos contra el VIH y otros servicios a las personas seropositivas que no tienen suficiente cobertura del seguro médico o necesitan ayuda económica. El directorio de los ADAP es un recurso en línea que contiene información relacionada con esos programas en los 50 estados, el Distrito de Columbia y varios territorios de los EE.UU.
    • Directorio de membresía de NASTAD
      Use el directorio de la Alianza Nacional de Directores Estatales y Territoriales del SIDA (National Alliance of State and Territorial AIDS Directors, NASTAD) para encontrar especialistas en atención de salud que trabajan con los ADAP en su estado.
    • Compañías farmacéuticas
      Algunas compañías fabricantes de medicamentos contra el VIH tienen programas de asistencia para adquirirlos. Para obtener información de contacto con el fabricante de un medicamento determinado, búsquelo en la base de datos de medicamentos de ClinicalInfo y luego desplácese hacia abajo en la hoja informativa hasta encontrar la sección titulada "Fabricantes".
  • ¿Dónde puedo encontrar ayuda para conseguir vivienda?

    Una situación de vivienda estable hace que sea más fácil para las personas seropositivas cumplir con las citas con los proveedores de atención de salud y observar el régimen de tratamiento de la infección por el VIH.

    • Vivienda para personas con el VIH/SIDA, del HUD
      El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE.UU. (U.S. Department of Housing and Urban Development, HUD) maneja el Programa de Oportunidades de Vivienda para las Personas con SIDA (Housing Opportunities for Persons with AIDS, HOPWA), destinado a prestar ayuda a las personas seropositivas y sus familias para conseguir vivienda. En el sitio web del HUD se pueden encontrar recursos de vivienda con información para arrendatarios, propietarios y personas sin casa. También se puede usar el localizador de recursos del HUD para buscar viviendas de costo módico en su localidad.
  • ¿Cómo consigo ayuda para los problemas de salud mental?

    Cualquier persona puede tener problemas de salud mental, pero las personas con el VIH tienen mayores posibilidades que las personas seronegativas de sufrir afecciones como depresión, ansiedad, trastorno por estrés postraumático e insomnio. Para más información, lea la hoja informativa de ClinicalInfo sobre El VIH y la salud mental.

    A continuación se indican algunos lugares donde puede encontrar servicios de tratamiento de la salud mental:

  • ¿Cómo puede ayudar infoSIDA?

    Si tiene alguna pregunta sobre el tratamiento de la infección por el VIH o necesita ayuda para encontrar un ensayo clínico relacionado con el VIH, los especialistas en información de salud de HIVinfo pueden ayudarle, en inglés o en español. Comuníquese con HIVinfo por teléfono (1-800-448-0440) o por correo electrónico (ContactUs@HIVinfo.NIH.gov) para recibir ayuda confidencial. Para más información, visite la página titulada Póngase en contacto con HlVinfo.

    La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

El VIH y la salud mental

  • Puntos importantes

    • La salud mental se refiere al bienestar emocional, psicológico y social general de una persona. La buena salud mental ayuda a las personas a tomar decisiones saludables, lograr metas personales, desarrollar relaciones saludables y sobrellevar el estrés.
    • Si usted tiene el VIH, es importante que cuide tanto de su salud física como de su salud mental.
    • Las personas con el VIH corren un mayor riesgo de padecer algunas enfermedades de salud mental que las personas que no tienen el virus.
    • Los problemas de salud mental se pueden tratar y las personas con estos tipos de problemas se pueden recuperar.
  • ¿Qué es la salud mental?

    La salud mental se refiere al bienestar emocional, psicológico y social general de una persona. La salud mental afecta la forma en que las personas piensan, sienten y actúan. La buena salud mental ayuda a las personas a tomar decisiones saludables, lograr metas personales, desarrollar relaciones saludables y sobrellevar el estrés.

    La mala salud mental no es lo mismo que la enfermedad mental. Las enfermedades mentales incluyen muchas afecciones diferentes, por ejemplo, trastorno por estrés postraumático (TEPT), trastorno bipolar y esquizofrenia. Una persona puede tener mala salud mental y no tener una enfermedad mental diagnosticada. Del mismo modo, una persona con una enfermedad mental todavía puede disfrutar del bienestar mental.

    Si usted tiene el VIH, es importante que cuide tanto de su salud física como de su salud mental.

  • ¿Corren las personas con el VIH el riesgo de experimentar problemas de salud mental?

    Cualquier persona puede tener problemas de salud mental. Los problemas de salud mental son comunes en los Estados Unidos. De acuerdo a MentalHealth.gov, en el 2014, aproximadamente uno de cada cinco adultos en los Estados Unidos experimentó un problema de salud mental.

    Sin embargo, las personas con el VIH corren un mayor riesgo de padecer algunas enfermedades de salud mental que las personas que no tienen el virus. Por ejemplo, las personas con el VIH tienen el doble de probabilidad de sufrir de depresión que las personas que no lo tienen.

    Es importante recordar que los problemas de la salud mental se pueden tratar y las personas que los tienen se pueden recuperar.

  • ¿Qué puede causar problemas de salud mental?

    Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de problemas de salud mental:

    • Cambios importantes en la vida, como la muerte de un ser querido o la pérdida de un empleo
    • Experiencias de vida negativas, como abuso o trauma
    • Factores biológicos que afectan los genes o la química cerebral
    • Antecedentes familiares de problemas de salud mental

    El estrés de tener una enfermedad o afección médica grave, como el VIH, puede afectar negativamente la salud mental de una persona. La infección por el VIH y las infecciones oportunistas afines pueden afectar el cerebro y el sistema nervioso. Esto puede causar cambios en la forma en que una persona piensa y se comporta. Además, algunos medicamentos que se usan para tratar el VIH podrían tener efectos secundarios que afectan la salud mental de una persona.

  • ¿Cuáles son las señales de alerta de un problema de salud mental?

    Los cambios en cómo se siente o actúa una persona pueden ser una señal de alerta de un problema de salud mental. Por ejemplo, entre las posibles señales de depresión se incluyen:

    • Perder el interés en actividades que suelen ser agradables
    • Sentir una tristeza persistente o sensación de vacío
    • Sentir ansiedad o estrés
    • Tener pensamientos suicidas

    Si tiene alguna señal de un problema de salud mental, es importante buscar ayuda.

  • ¿Qué debo hacer si necesito ayuda para un problema de salud mental?

    Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo se siente. Cuéntele si está teniendo problemas con el alcohol o las drogas.

    El proveedor de atención médica determinará si alguno de sus medicamentos contra el VIH podrían estar afectando su salud mental. También puede ayudarle a encontrar un proveedor de atención de salud mental como un psiquiatra o terapeuta.

    He aquí otras formas de mejorar su salud mental:

    • Únase a un grupo de apoyo.
    • Pruebe la meditación, el yoga o la respiración profunda para relajarse.
    • Duerma lo suficiente, coma alimentos saludables y manténgase físicamente activo.

    Para encontrar los servicios de tratamiento para la salud mental, use estos recursos del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) y de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA).

El VIH, la nutrición y la seguridad alimentaria

  • Puntos importantes

    • En las personas con el VIH, la buena nutrición apoya el estado general de salud y ayuda a mantener el sistema inmunitario. La buena nutrición también ayuda a las personas con el VIH a mantener un peso saludable y absorber los medicamentos contra el VIH.
    • Los alimentos y el agua pueden estar contaminados con microbios que causan enfermedades (llamadas enfermedades transmitidas por los alimentos o intoxicación alimentaria).
    • Como el VIH daña el sistema inmunitario, es más probable que las enfermedades transmitidas por los alimentos sean más graves y duren más tiempo en las personas seropositivas que en las personas con un sistema inmunitario sano.
    • La seguridad alimentaria trata de la forma de escoger, manejar, preparar y guardar los alimentos para prevenir las enfermedades transmitidas por los mismos. La observancia de las guías sobre la seguridad alimentaria reduce el riesgo de esas enfermedades.
  • ¿Por qué es la buena nutrición importante para las personas con el VIH?

    La buena nutrición consiste en encontrar y mantener un estilo de alimentación saludable. La buena nutrición apoya el estado general de salud y ayuda a mantener el sistema inmunitario. También ayuda a las personas con el VIH a mantener un peso saludable y absorber los medicamentos contra el VIH.

    El VIH ataca y destruye el sistema inmunitario, lo cual le dificulta al cuerpo combatir las infecciones. Las personas seropositivas toman a diario una combinación de medicamentos contra el VIH (llamada régimen de tratamiento de la infección por el VIH). Esos medicamentos evitan que el virus destruya el sistema inmunitario. Una alimentación saludable también ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y a mantener a las personas con el VIH sanas.

  • ¿Cuál es una alimentación saludable para las personas con el VIH?

    En general, los fundamentos de una alimentación saludable son iguales para todas las personas, incluso para las que tienen el VIH.

    • Consuma una variedad de alimentos de los cinco grupos de alimentos: frutas, verduras, granos, proteínas y productos lácteos.
    • Consuma la cantidad adecuada de alimentos para mantener un peso saludable.
    • Escoja alimentos con poco contenido de grasa saturada, sodio (sal) y azúcares agregados.

    Para más información sobre la alimentación saludable, visite el sitio web Mi Plato del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA).

  • ¿Pueden el VIH o los medicamentos empleados para combatirlo causar problemas relacionados con la nutrición?

    El VIH y los medicamentos empleados para combatirlo a veces pueden causar problemas relacionados con la nutrición. Por ejemplo, cuando hay algunas infecciones relacionadas con el VIH puede ser difícil comer o pasar los alimentos. Los efectos secundarios de los medicamentos contra el VIH, como la pérdida del apetito, las náuseas o la diarrea, pueden dificultar la observancia de un régimen de tratamiento. Si usted es seropositivo y tiene algún problema relacionado con la nutrición, hable con su proveedor de atención de salud.

    Para evitar los problemas nutricionales, las personas con el VIH deben prestar atención a la seguridad alimentaria también.

  • ¿Qué es la seguridad alimentaria?

    Los alimentos y el agua pueden estar contaminados con microbios que causan enfermedades (llamadas enfermedades transmitidas por los alimentos o intoxicación alimentaria). La seguridad alimentaria trata de la forma de escoger, manejar, preparar y guardar los alimentos para prevenir las enfermedades transmitidas por los mismos.

  • ¿Por qué es la seguridad alimentaria importante para las personas con el VIH?

    Como el VIH daña el sistema inmunitario, es más probable que las enfermedades transmitidas por los alimentos sean más graves y duren más tiempo en las personas seropositivas que en las personas con un sistema inmunitario sano. La observancia de las guías sobre la seguridad alimentaria reduce el riesgo de esas enfermedades.

  • ¿Qué medidas pueden tomar las personas con el VIH para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos?

    Si usted es seropositivo, siga estas guías de seguridad alimentaria para reducir su riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos:

    No coma ni beba los siguientes alimentos:

    • Huevos crudos o alimentos que contengan huevos crudos, por ejemplo, masa para galletas hecha en casa.
    • Pollo, carne y mariscos crudos o no cocinados suficientemente
    • Leche, productos lácteos, y zumos de fruta sin pasteurizar

    Siga los cuatro pasos básicos de seguridad alimentaria: Lavar, separar, cocinar y refrigerar.

    • Lavar: Lávese las manos, lave los utensilios de cocina y los mesones a menudo mientras prepara los alimentos.
    • Separar: Separe los alimentos para prevenir la propagación de microbios de un alimento a otro. Por ejemplo, separe la carne, el pollo, los mariscos y los huevos crudos de los alimentos que están listos para comer, como las frutas, las verduras y los panes.
    • Cocinar: Utilice un termómetro de alimentos para cerciorarse que los alimentos estén cocinados a temperaturas seguras.
    • Refrigerar: Refrigere o congele la carne, el pollo, los huevos, los mariscos, u otros alimentos que se puedan dañar en un plazo de 2 horas de cocinarlos o de comprarlos.

     

    Los cuatro pasos para asegurar la seguridad alimentaria son lavar, separar, cocinar, y refrigerar.

     

    Para información adicional, lea este folleto sobre la seguridad alimentaria para las personas con el VIH/SIDA de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos. Si usted planea hacer un viaje fuera de los Estados Unidos, lea la hoja informativa titulada Los viajes y el VIH de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC).

El VIH y el uso de drogas y alcohol

  • Puntos importantes

    • El uso de drogas y de alcohol puede conducir a patrones de comportamiento de riesgo que aumentan la posibilidad de contraer la infección por el VIH o de transmitírsela a otras personas (lo cual se llama transmisión del VIH). Por ejemplo, una persona que usa drogas o alcohol podría tener relaciones sexuales sin condón o compartir agujas para inyección de drogas.
    • El uso de drogas y alcohol puede perjudicar la salud de una persona con el VIH. En particular, puede debilitar el sistema inmunitario y causar lesiones del hígado.
    • Para mantenerse sanas, las personas con el VIH toman todos los días una combinación de medicamentos (llamada régimen de tratamiento contra el VIH). El uso de drogas o de alcohol puede dificultar el enfoque y el cumplimiento del régimen de tratamiento diario. La omisión de estos últimos permite que el virus se multiplique y cause daños al sistema inmunitario.
    • Las interacciones medicamentosas entre los medicamentos antirretrovirales y las drogas recreativas pueden aumentar el riesgo de efectos secundarios peligrosos.
  • ¿Qué relación existe entre la infección por el VIH y el uso de drogas y alcohol?

    El uso de drogas y alcohol guarda relación con el VIH de las siguientes maneras:

    • El uso de alcohol o de drogas recreativas puede conducir a patrones de comportamiento de riesgo que aumentan la posibilidad de contraer la infección por el VIH o de transmitírsela a otras personas (lo cual se llama transmisión del VIH). Las drogas recreativas comprenden productos inyectables y no inyectables, como opioides (tales como la heroína), metanfetamina, cocaína crack y sustancias inhalantes.
    • El uso de drogas y alcohol puede perjudicar la salud de una persona con el VIH. En particular, puede debilitar el sistema inmunitario y causar lesiones del hígado.
  • ¿Cómo aumenta el riesgo de infección por el VIH con el uso de drogas y alcohol?

    Las drogas y el alcohol afectan el cerebro y causan que la persona tenga dificultad para pensar con claridad. Es posible que los usuarios de drogas o alcohol tomen malas decisiones y corran riesgos.

    Algunos patrones de comportamiento de riesgo pueden aumentar la posibilidad de contraer o de transmitir la infección por el VIH. Por ejemplo, es posible que un usuario de drogas o de alcohol tenga relaciones sexuales sin condón o comparta agujas al inyectarse drogas.

    En los Estados Unidos, la infección por el VIH se propaga sobre todo de las siguientes formas:

    • Al tener relaciones sexuales por vía anal o vaginal con una persona seropositiva sin usar condón o sin tomar medicamentos para prevenir o tratar la infección por el VIH.
    • Al compartir equipo (accesorios) para la inyección de drogas, como agujas, con una persona seropositiva.
  • ¿Cómo puede el uso de drogas y alcohol afectar a una persona con el VIH?

    El uso de drogas y de alcohol puede afectar la salud de una persona seropositiva de varias maneras.

    Las drogas y el alcohol pueden debilitar el sistema inmunitario.
    El VIH es perjudicial para el sistema inmunitario, le dificulta combatir las infecciones y ciertos tipos de cáncer. El uso de las drogas o del alcohol puede dañar aún más el sistema inmunitario y empeorar la infección por el VIH.

    Las drogas y el alcohol pueden lesionar el hígado y causar enfermedad de ese órgano.
    Una de las principales funciones del hígado es retirar las sustancias nocivas (toxinas) de la sangre. Se producen toxinas cuando el hígado descompone las sustancias químicas en las drogas o el alcohol.

    El uso de drogas y alcohol puede causar lesiones del hígado, con lo cual éste tiene que trabajar más intensamente para retirar las toxinas del cuerpo. La acumulación de toxinas puede debilitar el cuerpo y conducir a enfermedad del hígado.

    Algunas drogas recreativas pueden interactuar con los medicamentos contra el VIH.
    Las interacciones medicamentosas entre los medicamentos antirretrovirales y las drogas recreativas pueden aumentar el riesgo de efectos secundarios peligrosos. Por ejemplo, se han reportado sobredosis debido a las interacciones entre algunos medicamentos antirretrovirales y las drogas como el éxtasis (MDMA) o el GHB.

    El uso de drogas y alcohol puede dificultar tomar los medicamentos antirretrovirales todos los días. Para mantenerse sanas, las personas con el VIH toman todos los días una combinación de medicamentos (llamada régimen de tratamiento) contra el VIH. El uso de las drogas o del alcohol puede dificultar el enfoque y el cumplimiento del régimen de tratamiento diario. La omisión de esos medicamentos permite que el virus se multiplique y cause daños al sistema inmunitario.

  • Si usa drogas o toma alcohol, haga lo siguiente para proteger su salud.

    Si usa drogas o alcohol:

    • No tenga relaciones sexuales si está drogado.
    • Si tiene relaciones sexuales, use un condón de la manera correcta cada vez. Lea esta hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) sobre el modo correcto de usar los condones.

    Si toma alcohol:

    • Beba con moderación. Eso significa tomar, como máximo, una bebida diaria en el caso de las mujeres y hasta dos bebidas diarias en el caso de los hombres. Una bebida es una botella de cerveza, una copa de vino o un trago de licor.
    • Lea el folleto, titulado Piénselo antes de beber: El alcohol y su salud, publicado por el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism, NIAAA). Este folleto puede ayudarle a evaluar sus hábitos de consumo de bebidas alcohólicas y a analizar cómo pueden afectarle la salud.

    Si se inyecta drogas:

    • Use solamente agujas y equipo (accesorios) de inyección de drogas nuevos y esterilizados cada vez que se inyecte.
    • Nunca comparta agujas ni accesorios.
    • Visite la página web de los CDC sobre la prevención de la infección por el VIH para más información sobre la forma de reducir el riesgo de contraer o de transmitir la infección por el VIH durante el uso de drogas inyectables.