Afecciones relacionadas con el VIH/SIDA

¿Qué es una infección oportunista?

  • Puntos importantes

    • Las infecciones oportunistas (IO) son infecciones que ocurren con más frecuencia o son más graves en personas con debilidad del sistema inmunitario en comparación con quienes tienen un sistema inmunitario sano. El primer grupo de personas incluye a las que tienen el VIH.
    • El VIH causa daño al sistema inmunitario. Un sistema inmunitario debilitado dificulta más la lucha del cuerpo contra las IO.
    • Las IO relacionadas con el VIH incluyen neumonía, infección por Salmonella, candidiasis (algodoncillo), toxoplasmosis y tuberculosis (TB).
    • Para las personas con el VIH, la mejor protección contra las IO es tomar a diario medicamentos contra el VIH. Estos últimos evitan que el virus cause daño al sistema inmunitario. Puesto que en la actualidad los medicamentos contra el VIH se usan ampliamente en los Estados Unidos, es menor el número de personas seropositivas que contraen IO.
  • ¿Qué es una infección oportunista?

    Las infecciones oportunistas (IO) son infecciones que ocurren con más frecuencia o son más graves en personas con debilidad del sistema inmunitario en comparación con quienes tienen un sistema inmunitario sano. El primer grupo de personas incluye a las que tienen el VIH.

    Las IO son causadas por una variedad de gérmenes (virus, bacterias, hongos y parásitos). Los gérmenes que las causan se propagan de varias maneras, por ejemplo, por medio del aire, las secreciones corporales, el agua o los alimentos contaminados. Entre las infecciones oportunistas que podrían tener las personas con el VIH se incluyen candidiasis, Salmonella, toxoplasmosis y tuberculosis (TB). Las Guías clínicas para la Prevención y el Tratamiento de las Infecciones Oportunistas en Adultos y Adolescentes con el VIH tiene información detallada sobre las infecciones oportunistas relacionadas con el VIH.

  • ¿Por qué contraen infecciones oportunistas las personas con el VIH?

    Una vez que una persona tiene el VIH, el virus comienza a multiplicarse y a causar daño al sistema inmunitario. Un sistema inmunitario debilitado dificulta más la lucha del cuerpo contra las IO. 

    Los medicamentos contra el VIH evitan que el virus dañe el sistema inmunitario. Pero sin tratamiento con medicamentos contra el virus,  el VIH puede destruir gradualmente el sistema inmunitario y evolucionar a SIDA. Muchas IO, por ejemplo, ciertas formas de neumonía y TB, se consideran afecciones características del SIDA. Estas últimas son infecciones y clases de cáncer potencialmente mortales en las personas con el VIH.

  • ¿Son comunes las IO en las personas con el VIH?

    Hoy en día, las infecciones oportunistas en los Estados Unidos son menos comunes entre personas con VIH que en el pasado. Puesto que, en la actualidad, los medicamentos contra el VIH se usan ampliamente en este país, es menor el número de personas seropositivas que contraen esas infecciones. Al evitar que el virus dañe el sistema inmunitario, los medicamentos para tratarlo reducen el riesgo de IO.

    Sin embargo, las IO son todavía un problema para muchas personas VIH-positivas. Algunas personas seropositivas contraen infecciones oportunistas por las razones siguientes:

    • Es posible que no sepan que tienen el VIH, y por lo tanto no están recibiendo tratamiento contra el VIH. Una infección oportunista podría ser la primera señal de que tienen el VIH.
    • Es posible que sepan que tienen el VIH, pero no están recibiendo tratamiento contra este virus.
    • Es posible que estén recibiendo tratamiento contra el VIH, pero los medicamentos no están controlando el virus.
  • ¿Qué pueden hacer las personas con el VIH para evitar una IO?

    Para las personas con el VIH, la mejor protección contra las IO es tomar dos medicamentos contra ese virus todos los días.

    También pueden tomar las siguientes medidas para reducir su riesgo de contraer una IO.

    Evitar el contacto con los gérmenes que pueden causar IO.
    Los microbios que pueden causar infecciones oportunistas pueden propagarse de varias maneras, incluso a través de fluidos corporales o heces. Para evitar las infecciones de transmisión sexual, deben usar condones cada vez que tengan relaciones sexuales. Si se inyectan drogas, no deben compartir el equipo para la inyección de drogas. Después de cualquier contacto con heces humanas o animales, lávense muy bien las manos con agua tibia y jabonosa. Pregúntele a su proveedor de atención de salud sobre otras formas de evitar los gérmenes causantes de IO. 

    Tener cuidado con lo que comen y beben. 

    Tener cuidado con lo que comen y beben.
    Los alimentos y el agua pueden estar contaminados con gérmenes causantes de IO. Para estar seguros, no deben consumir ciertos alimentos, como huevos poco cocidos, productos lácteos o jugos de frutas no pasteurizados o brotes de semillas crudas.
    Además, no tomen agua directamente de un lago o de un río. Para mayores detalles, lea la hoja informativa de Hivinfo titulada  El VIH, la nutrición y la seguridad alimentaria.

    Viajar con seguridad.

    Si visitan un país fuera de los Estados Unidos eviten comer alimentos y beber agua que pudiera causarles enfermedad. Antes de viajar, lean esta hoja informativa de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) sobre viajar al exterior para personas con el VIH.

    Hacerse vacunar.

    Hable con su proveedor de atención de salud sobre las vacunas que va a necesitar. Para mayores detalles, lea la hoja informativa de Hivinfo sobre el VIH y las inmunizaciones.

  • ¿Se pueden tratar las IO?

    Hay muchos medicamentos para tratar las IO relacionadas con el VIH, incluso productos antivirales, antibióticos y antimicóticos (contra los hongos). El tipo de medicamento empleado depende de la IO.

    Una vez que se trata con éxito una IO, la persona puede seguir tomando el mismo medicamento u otro para evitar la reaparición de la IO.

    La base de datos de medicamentos de Clinicalinfo incluye información sobre muchos de los medicamentos empleados para prevenir y tratar las IO.

    Nombres de varias infecciones oportunistas.

La infección por el VIH y la hepatitis B

  • Puntos importantes

    • La hepatitis B es una infección del hígado causada por el virus del mismo nombre (VHB).
    • El VHB se propaga por medio del contacto con la sangre, el semen u otros líquidos corporales de una persona que tiene ese virus. Entre los adultos en los Estados Unidos, el VHB se propaga principalmente por medio del contacto sexual.
    • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), aproximadamente 10% de las personas con el VIH en los Estados Unidos también tienen el VHB. La infección por ambos virus se llama infección simultánea (o coinfección) por el VIH y el VHB.
    • Las personas con infección simultánea por el VIH y el VHB deben recibir tratamiento para ambas infecciones.
  • ¿Qué es la hepatitis B?

    La hepatitis B es una infección del hígado causada por el virus del mismo nombre (VHB). Las siglas VHB pueden referirse al virus o a la infección que causa.

    La infección por el VHB puede ser una enfermedad de corta duración (aguda) o de larga duración (crónica):

    • La enfermedad aguda por el VHB ocurre en los 6 meses siguientes a la exposición de una persona a ese virus. En algunas personas, la fase aguda puede convertirse en fase crónica.
    • La enfermedad crónica por el VHB es un padecimiento que dura toda la vida. Sin tratamiento, puede causar cáncer o lesión del hígado conducente a insuficiencia hepática.

    La infección por el VHB es una infección contagiosa que puede propagarse de una persona a otra.

    Aproximadamente 10% de las personas con el VIH en los Estados Unidos también tienen el VHB.
  • ¿Cómo se propaga el VHB de una persona a otra?

    El VHB se propaga por medio de contacto con la sangre, el semen u otros líquidos corporales de una persona que tiene ese virus. Entre los adultos en los Estados Unidos, el VHB se propaga principalmente por medio del contacto sexual.

    El VHB también se puede propagar de una persona a otra de la manera siguiente:

    • Al compartir agujas u otro equipo (otros accesorios) de inyección de drogas con alguien que tenga el VHB
    • Al compartir cuchillas de afeitar, cepillos de dientes u otros artículos de uso personal con alguien que tenga el VHB
    • Por contacto con el sangre o las heridas abiertas de una persona con infección por el VHB
    • Por un pinchazo accidental con una aguja o por una herida accidental con un objeto cortante que está contaminado con el VHB
    • De una madre con el VHB a su hijo durante el parto
  • ¿Qué conexión existe entre el VIH y el VHB?

    Tanto el VIH como el VHB se propagan por medio del semen, de la sangre o de otros líquidos corporales. Por esta razón, los principales factores de riesgo de infección por el VIH y el VHB son los mismos: relaciones sexuales sin condón y uso de drogas inyectables.

    Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), aproximadamente 10% de las personas con el VIH en los Estados Unidos también tienen el VHB. La infección por ambos virus se llama infección simultánea (o coinfección) por el VIH y el VHB.

    La fase crónica de la infección por el VHB evoluciona a cirrosis, enfermedad del hígado en etapa terminal y cáncer del hígado con más rapidez en las personas con la infección simultánea por el VIH y el VHB que en quienes tienen solo el VHB. Sin embargo, la enfermedad crónica por el VHB no parece hacer que el VIH evolucione más rápidamente en las personas con infección simultánea por ambos virus.

  • ¿Se puede prevenir la infección por el VHB?

    Sí. La mejor forma de prevenir la infección por el VHB es con la aplicación de la vacuna contra la hepatitis B.

    Los CDC recomiendan que las personas con el VIH y las expuestas a riesgo de contraer esa infección reciban la vacuna contra el VHB (o la vacuna combinada contra el virus de la hepatitis A y el VHB). Los compañeros de vivienda y las parejas sexuales de las personas con el VHB también deben recibir la vacuna contra ese virus.

    Todas las personas, incluso quienes tienen el VIH, también pueden tomar las siguientes medidas para reducir el riesgo de infección por el VHB:

    • Usar condones durante las relaciones sexuales para reducir el riesgo de infección por el VHB y de otras enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea y la sífilis.
    • No inyectarse drogas. No obstante, si lo hacen, no deben compartir agujas, jeringas ni ningún otro equipo de inyección de drogas.
    • No compartir cepillos de dientes, cuchillas ni otros artículos de uso personal que puedan entrar en contacto con la sangre de otra persona.
    • Si se hacen un tatuaje o una perforación en alguna parte del cuerpo, asegurarse que los instrumentos empleados estén esterilizados.
  • ¿Las personas con el VIH deben hacerse la prueba de detección del VHB?

    Los CDC recomiendan que todas las personas con el VIH se hagan la prueba de detección del VHB. Esa prueba puede detectar la infección por el VHB aun cuando una persona no tenga síntomas de la enfermedad.

    Hay varias pruebas de sangre para la detección del VHB. Los resultados de diferentes pruebas tienen distintos significados. Por ejemplo, un resultado positivo en la prueba de detección del antígeno de superficie del virus de la hepatitis B (HBsAg) muestra que una persona tiene la infección aguda o crónica por el VHB y puede propagar el virus a otras.

    Para mayor información sobre las pruebas de detección del VHB, visite la página web de los CDC referente a Preguntas frecuentes sobre la hepatitis para el público (se deberá buscar el título “Tests”) (disponible solamente en inglés).

  • ¿Cuáles son los síntomas de la infección por el VHB?

    Entre las personas con la infección aguda por el VHB, algunas no tienen síntomas. Sin embargo, algunas pueden tener señales de esa infección poco después de contraerla. Los síntomas de infección aguda por el VHB pueden incluir los siguientes:

    • Pérdida del apetito
    • Cansancio
    • Náuseas
    • Vómito
    • Fiebre
    • Dolor abdominal
    • Orina de color oscuro
    • Heces de color de arcilla
    • Dolor de las articulaciones
    • Ictericia (amarillamiento de la piel o la parte blanca de los ojos)

    La mayoría de personas con la infección crónica por el VHB no tiene síntomas y pueden vivir sin síntomas por muchos años. Los resultados anormales de las pruebas de la función hepática pueden ser la primera señal de infección crónica por el VHB.

  • ¿Cuál es el tratamiento de la infección por el VHB?

    En general, la infección por el VHB se trata con medicamentos antivirales, que obran para limitar el daño al hígado.

    Las personas con infección simultánea por el VIH/VHB deben recibir tratamiento para ambas enfermedades. Algunos medicamentos contra el VIH surten efecto contra ambos virus.

    La selección de medicamentos para tratar la infección simultánea por el VIH y el VHB depende de la persona. Por ejemplo, algunas personas pueden tomar medicamentos contra el VIH que también surten efecto para tratar el VHB. Otras personas pueden tomar medicamentos contra el VIH y un antiviral contra el VHB. Si usted tiene la infección simultánea por ambos virus, comuníquese con su proveedor de atención de salud para saber cuáles son los mejores medicamentos para usted.

La infección por el VIH y la hepatitis C

  • Puntos importantes

    • La hepatitis C es una infección del hígado causada por el virus del mismo nombre (VHC).
    • La infección por el VHC se propaga principalmente por medio del contacto con la sangre de una persona que tiene ese virus. En los Estados Unidos, el VHC se propaga principalmente al compartir agujas u otro equipo para inyección de drogas con alguien que tiene el virus.
    • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), aproximadamente 25% de las personas con el VIH en los Estados Unidos también tienen el VHC. La infección por ambos virus se llama infección simultánea (o coinfección) por el VIH y el VHC.
    • Las personas con infección simultánea por el VIH y el VHC pueden recibir tratamiento para ambas infecciones. Los proveedores de atención de salud recetan medicamentos contra el VIH y el VHC cuidadosamente para evitar interacción de un medicamento con otro y observan de cerca a las personas que toman medicamentos para determinar si hay algún efecto secundario.
  • ¿Qué es la hepatitis C?

    La hepatitis C es una infección del hígado causada por el virus del mismo nombre (VHC). Las siglas VHC pueden referirse al virus o a la infección que causa.

    La infección por el VHC puede ser una enfermedad aguda (de corta duración) o crónica (de larga duración):

    • La enfermedad aguda por el VHC ocurre en los 6 meses siguientes a la exposición de una persona a ese virus. En la mayoría de las personas, la fase aguda se convierte en fase crónica.
    • La enfermedad crónica por el VHC puede durar toda la vida. Sin tratamiento, puede causar cáncer o lesión grave del hígado conducente a insuficiencia hepática.

    La infección por el VHC es una infección contagiosa que puede propagarse de una persona a otra.

    Aproximadamente 25% de las personas con el VIH en los Estados Unidos también tienen el VHC
  • ¿Cómo se propaga el VHC de una persona a otra?

    El VHC se propaga principalmente por medio del contacto con la sangre de una persona que tiene ese virus. En los Estados Unidos, el VHC se propaga principalmente al compartir agujas u otro equipo de inyección de drogas con alguien que tiene el VHC. El VHC también se puede propagar a través del contacto sexual. Si bien el riesgo de transmisión a través del contacto sexual es bajo, el riesgo aumenta en las personas con el VIH.

  • ¿Qué conexión existe entre el VIH y el VHC?

    Puesto que tanto el VIH como el VHC se pueden propagar por medio de la sangre, uno de los principales factores de riesgo de infección por ambos virus es el uso de drogas inyectables. Por eso, compartir agujas u otro equipo de inyección de drogas aumenta el riesgo de contacto con sangre infectada por el VIH o el VHC.

    Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), aproximadamente 25% de las personas con el VIH en los Estados Unidos también tienen el VHC. La infección por ambos virus se llama infección simultánea (o coinfección) por el VIH y el VHC.

    En las personas con infección simultánea por el VIH y el VHC, el VIH puede hacer que la infección crónica por el VHC progrese más rápido. No está claro si el VHC tiene un efecto igual en la infección por el VIH.

  • ¿Se puede prevenir la infección por el VHC?

    La mejor forma de protección contra el VHC es nunca inyectarse drogas. Si se las inyecta, use siempre agujas nuevas esterilizadas y no reutilice ni comparta agujas, jeringas ni ningún otro equipo de inyección.

    Todas las personas, incluso las VIH-positivas, pueden tomar medidas para reducir su riesgo de infección por el VHC:

    • No compartir cepillos de dientes, cuchillas ni otros artículos de uso personal que puedan entrar en contacto con la sangre de otra persona.
    • Si se hacen un tatuaje o una perforación en alguna parte del cuerpo, asegurarse que los instrumentos empleados estén esterilizados.
    • Usar condones durante las relaciones sexuales. El riesgo de infección por el VHC por medio del contacto sexual es poco, pero aumenta en personas con el VIH. Los condones también reducen el riesgo de transmisión del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea y la sífilis.
  • ¿Las personas con el VIH deben hacerse la prueba de detección del VHC?

    Todas las personas que tienen el VIH deben hacerse la prueba de detección del VHC. Por lo general, una persona se hará primero una prueba de anticuerpos contra el VHC, en la cual se determina la presencia de ese virus en la sangre. Los anticuerpos contra el VHC son proteínas que combaten la enfermedad y que el cuerpo produce en respuesta a la infección causada por el virus.

    Un resultado positivo en una prueba de anticuerpos contra el VHC significa que la persona ha estado expuesta a ese virus en algún momento de su vida. Sin embargo, ese resultado positivo no significa necesariamente que la persona tenga la infección por el VHC. Por esa razón, un resultado positivo en una prueba de anticuerpos contra el VHC debe confirmarse con una segunda prueba. Esta prueba de seguimiento permite determinar si la persona tiene VHC en la sangre. Un resultado positivo en esta prueba confirma que una persona tiene el VHC.

  • ¿Cuáles son los síntomas de la infección por el VHC?

    La mayoría de las personas con la infección aguda por el VHC no tienen síntomas. Sin embargo, algunas pueden tener señales de esa infección poco después de contraerla. Los síntomas de infección aguda por el VHC pueden incluir los siguientes:

    • Fiebre
    • Cansancio
    • Pérdida del apetito
    • Náuseas
    • Vómito
    • Dolor abdominal
    • Orina de color oscuro
    • Heces de color arcilla
    • Dolor de las articulaciones
    • Ictericia (amarillamiento de la piel o la parte blanca de los ojos)

    La mayoría de las personas con la infección crónica por el VHC no tienen ningún síntoma. A menudo, la infección crónica por ese virus se descubre por medio de los resultados de las pruebas de la función hepática realizadas como parte de la atención regular.

  • ¿Cuál es el tratamiento para la infección por el VHC?

    La infección por el VHC se trata con medicamentos antivirales. Muchos de los medicamentos de fabricación más reciente contra ese virus son más eficaces y tienen menos efectos secundarios que los más antiguos. Los medicamentos de fabricación más reciente pueden curar la infección por el VHC en la mayoría de las personas.

    Las personas con infección simultánea por el VIH y el VHC pueden recibir tratamiento para ambas enfermedades. Sin embargo, la fecha de iniciación de cada tratamiento y los medicamentos que se deben tomar dependen de la persona. Por ejemplo, algunos medicamentos contra el VIH y el VHC no se pueden usar juntos sin riesgo. Los proveedores de atención de salud recetan medicamentos contra el VIH y el VHC cuidadosamente para evitar interacción de un medicamento con otro y observan de cerca a las personas que toman medicamentos para determinar si hay algún efecto secundario.

    Si usted tiene la infección simultánea por ambos virus, comuníquese con su proveedor de atención de salud para saber cuáles son los mejores medicamentos para usted.

El VIH y la tuberculosis (TB)

  • Puntos importantes

    • La tuberculosis (TB) es una enfermedad causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. La bacteria de la tuberculosis se puede propagar de persona a persona a través del aire. 
    • Una vez en el cuerpo, la TB puede estar inactiva o activa. La TB inactiva se conoce como infección tuberculosa latente.  La TB activa se conoce como enfermedad tuberculosa.     
    • Por lo general la TB afecta los pulmones, pero la bacteria que causa la TB puede atacar cualquier parte del cuerpo, incluso los riñones, la columna o el cerebro. Si no se trata, la enfermedad tuberculosa puede causar la muerte.
    • El VIH debilita el sistema inmunitario, lo que incrementa el riesgo de la TB entre las personas con el VIH.
    • Las personas que tienen tanto el VIH como la TB deben recibir tratamiento para ambas enfermedades; sin embargo la fecha de iniciación del tratamiento y la clase de medicamentos que se deben tomar dependen de las circunstancias particulares de cada persona.
  • ¿Qué es la tuberculosis?

    La tuberculosis (TB) es una enfermedad contagiosa por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. La bacteria de la tuberculosis se puede propagar de persona a persona a través del aire.

    Por lo general afecta los pulmones, pero puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluso los riñones, la columna o el cerebro. Si no se trata, puede causar la muerte.

  • ¿Cómo se propaga la TB entre los humanos?

    Cuando una persona con enfermedad tuberculosa de los pulmones tose o habla, se propagan por el aire las gotas de la bacteria y las personas alrededor que respiran esa bacteria de la TB pueden contagiarse.

    Una vez en el cuerpo, la TB puede estar inactiva o activa. La TB inactiva se conoce como infección tuberculosa latente. La bacteria de la TB activa se conoce como enfermedad tuberculosa. La siguiente imagen muestra la diferencia entre la TB latente y la enfermedad tuberculosa.

    Gráfico que compara y contrasta la infección de tuberculosis latente y la enfermedad de tuberculosis

  • ¿Cuál es la conexión entre el VIH y la TB?

    La TB es una infección oportunista (IO). Las IO son infecciones que se presentan con más frecuencia o son más graves en las personas con inmunodeficiencia que entre las personas con un sistema inmunitario sano. El VIH debilita el sistema inmunitario, lo que incrementa el riesgo de TB entre las personas con el VIH.

    La infección por el VIH y la TB se conoce como infección simultánea o coinfección por el VIH/TB. La TB latente tiene más probabilidad de convertirse en enfermedad tuberculosa entre las personas que tienen el VIH que entre las que no lo tienen. En las personas con el VIH, la enfermedad tuberculosa se considera una afección característica del SIDA. Las afecciones características del SIDA son infecciones y cánceres potencialmente mortales en las personas con el VIH. 

    El tratamiento con medicamentos contra el VIH se conoce como tratamiento antirretroviral (TAR). Los medicamentos contra el VIH protegen los sistemas inmunitarios y previenen que el VIH se convierta en SIDA. En las personas con infección por el VIH y la TB latente, el tratamiento con medicamentos contra el VIH y la tuberculosis reduce la probabilidad de que la infección por TB latente se convierta en enfermedad tuberculosa.

  • ¿Cuán común es la coinfección por el VIH y la TB?

    En el mundo, la enfermedad tuberculosa es una de las principales causas de muerte entre las personas con el VIH. En los Estados Unidos, donde los medicamentos contra el VIH son ampliamente usados, se contagian por la TB menos personas con el VIH que en muchos otros países. Sin embargo, en los Estados Unidos, la TB todavía afecta a muchas personas, especialmente a aquellas que no nacieron en el país.

  • ¿Deben las personas con el VIH hacerse la prueba de la TB?

    Sí, todas las personas con el VIH deben hacerse la prueba de detección de tuberculosis, de preferencia, en el momento del diagnóstico de la infección por el VIH. Si el resultado de la prueba muestra que la persona tiene TB latente, es necesario hacer pruebas adicionales. Estas pruebas adicionales determinarán si la persona tiene enfermedad tuberculosa.

  • ¿Cuáles son los síntomas de la TB?

    Las personas con TB latente no presentan síntoma alguno de la enfermedad. Sin embargo, si la TB latente se convierte en enfermedad tuberculosa, por lo general se presentarán señas de la enfermedad. Los síntomas comunes de la enfermedad tuberculosa incluyen:

    • Una tos persistente que puede producir sangre o esputo
    • Dolor en el pecho
    • Fatiga
    • Inapetencia
    • Adelgazamiento
    • Fiebre
    • Sudoración nocturna
  • ¿Cuál es el tratamiento para la TB?

    En general, el tratamiento para la TB es el mismo para las personas con o sin el VIH. Los medicamentos contra la TB se usan para prevenir que la TB latente se convierta en enfermedad tuberculosa y para tratar dicha enfermedad. La opción de los medicamentos contra la TB y duración del tratamiento depende si la persona tiene TB latente o enfermedad tuberculosa.

    Las personas que tienen coinfección por el VIH y la TB deben recibir tratamiento para ambas enfermedades; sin embargo, la fecha de iniciación del tratamiento y la clase de medicamentos que se deben tomar dependen de las circunstancias particulares de cada persona. La administración de ciertos medicamentos contra el VIH y la tuberculosis al mismo tiempo puede aumentar el riesgo de que se presenten interacciones medicamentosas y efectos secundarios. Los proveedores de atención médica hacen seguimiento cuidadoso a las personas que reciben tratamiento para la coinfección de tuberculosis y VIH.

    Si usted tiene la infección por el VIH y tuberculosis simultáneamente, hable con su proveedor de atención de salud sobre el plan de tratamiento más apropiado en su caso.

El VIH y las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

  • Puntos importantes

    • Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se propagan de una persona a otra por medio de la actividad sexual, incluso por relaciones sexuales por vía anal, vaginal u oral.
    • El VIH es una ETS. La infección por clamidia, gonorrea, infección por el virus del papiloma humano (VPH) y sífilis son ejemplos de otras ETS.
    • Cuando una persona tiene una ETS puede contraer la infección por el VIH con más facilidad. Por ejemplo, una ETS puede causar una úlcera o una herida en la piel, con lo cual se facilita la entrada del VIH al cuerpo. Tener el VIH y otras ETS puede aumentar el riesgo de transmisión del VIH.
    • Para prevenir las ETS, incluso el VIH, debe seleccionar actividades sexuales menos riesgosas y usar condones correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales.
  • ¿Qué es una ETS?

    Una ETS es una enfermedad de transmisión sexual. Las ETS se conocen como infecciones de transmisión sexual (ITS). Las ETS son infecciones que se propagan de una persona a otra por medio de la actividad sexual, incluso por relaciones sexuales por vía anal, vaginal u oral. Las ETS son causadas por bacterias, parásitos y virus.

    El VIH es una ETS. La infección por clamidia, gonorrea, infección por el virus del papiloma humano (VPH) y sífilis son ejemplos de otras ETS.

  • ¿Cuál es la conexión entre el VIH y otras ETS?

    Los patrones de comportamiento que exponen a las personas a riesgo de contraer el VIH también pueden aumentar su riesgo de contraer otras ETS. Estos patrones de comportamiento incluyen los siguientes:

    • Relaciones sexuales sin condón.
    • Relaciones sexuales con muchas parejas, especialmente parejas anónimas.
    • Relaciones sexuales bajo los efectos de drogas o de bebidas alcohólicas. El uso de las drogas y el alcohol puede afectar el juicio de las personas, lo que puede provocar comportamientos riesgosos.

    Cuando una persona tiene una ETS, puede contraer el VIH con más facilidad. Por ejemplo, una ETS puede causar una úlcera o una herida en la piel, con lo cual se facilita la entrada del VIH al cuerpo. Al tener el VIH y otras ETS, puede aumentar el riesgo de transmisión del VIH.

  • ¿Cómo puedo reducir el riesgo de contraer una ETS?

    La abstinencia sexual (no tener relaciones sexuales vaginales, anales u orales) es la única forma de eliminar cualquier posibilidad de contraer una ETS. Sin embargo, si una persona tiene actividad sexual, puede tomar las siguientes medidas para reducir su riesgo de contraer una ETS, incluso el VIH.

    Seleccione comportamientos sexuales menos riesgosos.

    • Reduzca el número de personas con las que tiene relaciones sexuales.
    • No consuma bebidas alcohólicas ni drogas antes de tener relaciones sexuales, ni durante las mismas.

    Use los condones correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales.

    • Lea esta hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) sobre cómo usar condones correctamente.
  • Tengo el VIH. ¿Cómo puedo evitar transmitirle el VIH a otros?

    Tome medicamentos contra el VIH a diario. El tratamiento con esos medicamentos (llamado tratamiento antirretroviral o TAR)  ayuda a las personas con el VIH a llevar una vida más larga y sana. Unos de los objetivos importantes del TAR es reducir la carga viral de una persona a una concentración indetectable. Una carga viral indetectable significa que la concentración del VIH en la sangre es demasiada baja como para poder ser detectada mediante una prueba de carga viral. Las personas con el VIH que mantienen una carga viral indetectable no tienen efectivamente riesgo alguno de transmitir el VIH a su pareja VIH negativa a través del sexo.

    Si su carga viral no es indetectable, o si no permanece indetectable, todavía puede proteger a su pareja del VIH mediante el uso de condones y la selección de comportamientos sexuales menos riesgosos. Su pareja puede tomar medicamentos para prevenir el VIH, lo que se conoce como profilaxis preexposición o PrEP. La PrEP es una opción para prevenir el VIH para las personas que no tienen el virus pero que corren un riesgo de contraer el VIH. La profilaxis previa a la exposición implica tomar un medicamento específico contra el VIH todos los días para reducir el riesgo de contraer el virus a través del sexo o el uso de drogas inyectables. Para obtener más información, lea la hoja informativa sobre la profilaxis preexposición (PrEP) de Clinicalinfo.

  • ¿Cuáles son los síntomas de las ETS?

    Los síntomas de las ETS pueden ser diferentes dependiendo de la ETS, y no todas las personas experimentarán los mismos síntomas. Entre los ejemplos de posibles síntomas de ETS cabe citar micción (orinar) dolorosa o frecuente, secreción rara de la vagina o del pene y fiebre.

    Las ETS no siempre causan síntomas. Aun si una persona no presenta síntomas de ETS, es posible transmitir esas enfermedades a otras personas.

    Hable con su proveedor de atención de salud sobre la prueba de detección de ETS y pídale a su pareja sexual que haga lo mismo. 

    Para más información sobre las ETS llame a CDC INFO al 1-800-232-4636. Para encontrar los sitios de realización de pruebas cercanos a usted, visite la página web Hágase la Prueba de los CDC.

  • ¿Cuál es el tratamiento para las ETS?

    Las ETS causadas por bacterias o parásitos se pueden curar con medicinas. Las causadas por virus no tienen cura, pero el tratamiento puede aliviar o eliminar los síntomas y ayudar a controlarlas. El tratamiento además reduce el riesgo de transmitir la ETS a la pareja. Por ejemplo, aunque no hay cura para el VIH, los medicamentos contra el VIH pueden evitar que se convierta en enfermedad inflamatoria de la pelvis que puede causar infertilidad. Sin tratamiento, el VIH puede destruir gradualmente el sistema inmunitario y convertirse en SIDA.

El VIH y la enfermedad del corazón

  • Puntos importantes

    • Hay muchos tipos diferentes de enfermedad del corazón. La cardiopatía coronaria es el tipo más común de enfermedad del corazón y la causa principal de defunción en los Estados Unidos. En esta hoja informativa, la expresión “enfermedad del corazón” se refiere específicamente a la cardiopatía coronaria.
    • La enfermedad del corazón es causada por la acumulación de placa dentro de los vasos sanguíneos que transportan la sangre al corazón (llamados arterias coronarias).
    • Los factores de riesgo de enfermedad del corazón, como hipertensión arterial o hábito de fumar, son los mismos para las personas con el VIH que para las personas seronegativas. Sin embargo, VIH y algunos medicamentos empleados para combatirla pueden aumentar el riesgo de enfermedad del corazón en las personas seropositivas.
    • Los cambios en el estilo de vida, como el consumo de una alimentación saludable, la mayor actividad física y el abandono del hábito de fumar, pueden ayudar a prevenir y a tratar la enfermedad del corazón. El tratamiento de esta última también puede incluir medicamentos y cirugía.
  • ¿Qué es la enfermedad del corazón?

    Hay muchas clases diferentes de enfermedad del corazón. La cardiopatía coronaria (también llamada arteriopatía coronaria) es la clase más común de esa enfermedad. Es la principal causa de defunción en los Estados Unidos. En esta hoja informativa, la expresión “enfermedad del corazón” se refiere específicamente a la cardiopatía coronaria.

  • ¿Cuáles son las causas de la enfermedad del corazón?

    La enfermedad del corazón es causada por la acumulación de placa dentro de los vasos sanguíneos que transportan la sangre al corazón (llamados arterias coronarias). La placa es una sustancia cerosa constituida por grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el transcurso del tiempo, la acumulación de grasa en las arterias coronarias (llamada ateroesclerosis) reduce el flujo sanguíneo hacia el corazón, lo cual puede causar dolor en el pecho (llamado angina) o un ataque cardíaco.

  • ¿Cuáles son los factores de riesgo de enfermedad del corazón?

    Algunos de los factores de riesgo de enfermedad del corazón se pueden cambiar o controlar con modificaciones del estilo de vida o del régimen de medicamentos, pero otros no. Los factores de riesgo que se pueden controlar para prevenir o demorar la manifestación de la enfermedad del corazón incluyen los siguientes:

    • Hipertensión arterial
    • Altas concentraciones de colesterol en la sangre
    • Diabetes
    • Consumo de una alimentación poco saludable
    • Falta de actividad física
    • Hábito de fumar
    • Exceso de peso u obesidad
    • Estrés

    Entre los factores de riesgo de enfermedad del corazón que no se pueden cambiar están los antecedentes familiares de enfermedad del corazón y la edad avanzada.

  • ¿Las personas con el VIH están expuestas al riesgo de presentar enfermedad del corazón?

    Sí. Los factores de riesgo de enfermedad del corazón son los mismos para las personas con el VIH que para las personas seronegativas. Sin embargo, VIH y algunos medicamentos empleados para tratarla pueden aumentar el riesgo de esa enfermedad en las personas seropositivas.

    Están en marcha varias investigaciones para tratar de entender la conexión existente entre la infección por el VIH y la enfermedad del corazón. Use el enlace de Clinicalinfo sobre búsqueda de ensayos clínicos para encontrar estudios de investigación sobre el VIH relacionados con la enfermedad del corazón. Haga clic en la pestaña de Complicaciones y luego seleccione Efectos cardiovasculares. Si necesita ayuda para la búsqueda, llame a un especialista en información de ClinicalInfo al teléfono 1-800-448-0440 o envíe un correo electrónico a ContactUs@HIVinfo.NIH.gov.

  • ¿Cuáles son los síntomas de enfermedad del corazón?

    Algunas personas con enfermedad del corazón no tienen síntomas. Sin embargo, en algunos casos pueden tener dolor en el pecho, dificultad para respirar, fatiga o debilidad. Si tiene alguno de esos síntomas, comuníquese con su proveedor de atención de salud.

    El dolor en el pecho que no desaparece o que ocurre mientras la persona descansa puede ser señal de un ataque cardíaco. Si cree que puede tener un ataque cardíaco, llame al 9-1-1 inmediatamente.

  • ¿En qué consiste el tratamiento de la enfermedad del corazón?

    El tratamiento de la enfermedad del corazón a veces incluye cambios del estilo de vida. Por ejemplo, las personas que padecen de esa enfermedad pueden cambiar sus hábitos de alimentación, hacer más ejercicio, adelgazar o dejar de fumar.

    Esta enfermedad se trata con medicamentos y cirugía.

    Medicamentos
    Los medicamentos empleados para tratar la enfermedad del corazón incluyen productos farmacéuticos para bajar la tensión arterial, reducir las concentraciones de colesterol o prevenir o aliviar el dolor en el pecho. Algunos de estos productos pueden interactuar con los empleados para combatir la infección por el VIH. Los proveedores de atención de salud considerarán cuidadosamente las posibles interacciones de los medicamentos contra el VIH y cualquier otro producto farmacéutico que pueda tomar la persona.

    Cirugía
    La derivación aortocoronaria (también conocida como puente coronario o CABG, por sus siglas en inglés) es el tipo más común de cirugía empleado para tratar la enfermedad del corazón en adultos. Durante esa operación, se emplea una arteria o una vena sana del cuerpo para hacer circular la sangre alrededor de la parte bloqueada de una arteria coronaria.

    Visite la página web sobre Cirugías de corazón de MedlinePlus para obtener más información sobre los diferentes tipos de cirugía de esa clase.

  • Tengo el VIH. ¿Cómo puedo reducir el riesgo de presentar enfermedad del corazón?

    Usted puede tomar las siguientes medidas para reducir su riesgo de enfermedad del corazón: 

    • Tomar los medicamentos contra el VIH a diario para mantener el virus bajo control. 
    • Consumir una alimentación saludable que contenga muchas verduras, hortalizas, frutas y cereales integrales y una mínima cantidad de grasa saturada, azúcar añadida y sal.
    • Mantener la actividad física regularmente.
    • Dejar de fumar.
    • Cumplir con todas sus citas médicas. Durante las consultas, hable con el proveedor de atención de salud sobre su riesgo de enfermedad del corazón.

    Para más información sobre cómo reducir su riesgo de enfermedad del corazón, visite la página de MedlinePlus titulada Cómo prevenir las enfermedades del corazón.

El VIH y la enfermedad renal

  • Puntos importantes

    • Los riñones son dos órganos del tamaño de un puño, localizados cerca de la mitad de la espalda a cada lado de la columna vertebral. La principal función de los riñones es filtrar los desechos nocivos y el agua extra de la sangre.
    • Cualquier lesión o enfermedad, incluida la infección por el VIH, puede dañar los riñones y causar enfermedad renal.
    • La hipertensión arterial y la diabetes son las principales causas de enfermedad renal. En las personas seropositivas, la infección por el VIH mal controlada y la infección simultánea por el virus de la hepatitis C (VHC) también aumentan el riesgo de enfermedad renal.
    • Algunos medicamentos contra el VIH pueden afectar los riñones. Los proveedores de atención de salud consideran cuidadosamente el riesgo de daño renal al recomendar medicamentos específicos para incluirlos en un régimen de tratamiento de la infección por el VIH. Si una persona que recibe tratamiento antirretroviral (TAR) muestra señales de enfermedad renal, es posible que cambie el tipo o la dosis de medicamento contra el VIH en el régimen correspondiente.
    • La enfermedad renal puede evolucionar a insuficiencia (falla) renal. Los tratamientos de la insuficiencia renal son diálisis y un trasplante de riñón. Ambos se emplean para tratar la insuficiencia renal en personas con el VIH.
  • ¿Qué son los riñones y cómo funcionan?

    Los riñones son dos órganos del tamaño de un puño, localizados cerca de la mitad de la espalda a cada lado de la columna vertebral.

    La principal función de los riñones es filtrar los desechos nocivos y el agua extra de la sangre. Los desechos y el agua se convierten en orina, que es eliminada del cuerpo. Los riñones también producen hormonas que ayudan a controlar la tensión arterial, producir glóbulos rojos y fortalecer los huesos.

    La función renal disminuye con el envejecimiento. Cualquier lesión o enfermedad, incluida la infección por el VIH, también daña los riñones y puede causar enfermedad renal. El daño de los riñones puede causar enfermedad renal que, a su vez, puede evolucionar a insuficiencia renal.

  • ¿Cuáles son las causas de la enfermedad renal?

    La diabetes y la hipertensión arterial son las principales causas de enfermedad renal. Otros factores que aumentan el riesgo de esta enfermedad son la enfermedad del corazón y los antecedentes familiares de insuficiencia renal.

    El riesgo de enfermedad renal que tiene una persona aumenta con la edad. Cuanto más tiempo haya tenido diabetes, hipertensión arterial o enfermedad del corazón, mayor será su riesgo de enfermedad renal.

    El riesgo de una insuficiencia renal es especialmente alto entre los afroestadounidenses, hispanos e indígenas estadounidenses, en parte porque estas comunidades tienen altas tasas de diabetes y presión arterial alta.

  • ¿Las personas con el VIH están expuestas al riesgo de presentar enfermedad renal?

    Los factores de riesgo de enfermedad renal en las personas con el VIH incluyen todos los previamente citados. Además, la infección por el VIH mal controlada y la infección simultánea por el virus de la hepatitis C (VHC) también aumentan el riesgo de enfermedad renal en personas seropositivas.

    El tratamiento antirretroviral (TAR) consiste en el uso de medicamentos contra el VIH para tratar dicha infección. Las personas en TAR toman todos los días una combinación de medicamentos contra el VIH (conocida como régimen de tratamiento de la infección por el VIH). Se recomiendan los medicamentos contra el VIH para todas las personas que tienen este virus. Algunos medicamentos contra el VIH pueden afectar los riñones. Los proveedores de atención médica consideran cuidadosamente el riesgo de una lesión renal cuando recomiendan medicamentos específicos contra el VIH para incluir en un régimen de tratamiento de la infección por el VIH. Si una persona con el VIH muestra signos de enfermedad renal, el proveedor de atención médica podría ajustar la dosis de los medicamentos contra el VIH o cambiar qué medicamentos para el VIH están incluidos en su régimen de tratamiento.

  • ¿Cuáles son los síntomas de enfermedad renal?

    La enfermedad renal puede evolucionar muy despacio, y al empeorar lentamente, pasa a clasificarse como crónica.

    Un daño repentino de los riñones, a menudo causado por una enfermedad o lesión, se llama lesión renal aguda.

    Los síntomas de empeoramiento de la enfermedad renal pueden incluir:

    • Inflamación (edema) de las piernas, los pies o los tobillos.
    • Necesidad de orinar con mayor o menor frecuencia.
    • Cansancio o dificultad para dormir.
    • Náuseas y vómito.
    • Picazón o insensibilidad.

    Los examines de sangre y de orina se usan para detectar la enfermedad renal. El cuidado de las personas con el VIH incluye pruebas de detección de la enfermedad renal.

  • ¿En qué consiste el tratamiento de la enfermedad renal?

    Las personas con enfermedad renal a menudo toman medicamentos para desacelerar su curso y para demorar la insuficiencia renal. Es posible que también cambien los alimentos y bebidas que consumen para manejar esa enfermedad. Por ejemplo, tal vez necesiten reducir el consumo de sal y de proteína en la alimentación.

    Los tratamientos de la insuficiencia renal son diálisis y un trasplante de riñón. Ambos reemplazan la función de los riñones no funcionales.

    • Hay dos tipos importantes de diálisis.  Con la hemodiálisis, una máquina filtra los desechos nocivos y el exceso de agua de la sangre. Con la diálisis peritoneal, el revestimiento (forro) del abdomen sirve como filtro.
    • Un trasplante de riñón es una cirugía para colocar un riñón sano de un donante en el cuerpo de una persona con enfermedad renal. El riñón donado puede provenir de una persona que acaba de fallecer o de una persona viva 

    Ambos métodos se emplean para tratar la insuficiencia renal en personas con el VIH.

  • Tengo el VIH. ¿Cómo puedo reducir el riesgo de presentar enfermedad renal?

    Tome las siguientes medidas para reducir el riesgo de enfermedad renal:

    • Tome sus medicamentos contra el VIH todos los días para mantener el VIH bajo control.
    • Consuma una alimentación sana que incluya frutas frescas, verduras frescas o congeladas, cereales integrales y productos lácteos con poco contenido de grasa. Evite los alimentos procesados con alto contenido de sal, como las carnes curadas, las sopas enlatadas y las papas fritas y otros alimentos similares.
    • Realice alguna actividad física todos los días.
    • Vaya a todas sus citas médicas. Durante las consultas, hable con su proveedor de atención de salud sobre su riesgo de presentar enfermedad renal.