Vivir con el VIH

El VIH y el uso de sustancias

Última revisión: August 13, 2021

Puntos importantes

  • El uso de sustancias se refiere al uso de drogas y alcohol e incluye el uso indebido de medicamentos recetados y de venta libre.
  • El uso de drogas y de alcohol puede conducir a patrones de comportamiento de riesgo que aumentan la posibilidad de contraer la infección por el VIH o de transmitírsela a otras personas (lo cual se llama transmisión del VIH). Los patrones de comportamiento de riesgo incluyen tener relaciones sexuales sin condón y compartir agujas. Por ejemplo, una persona que usa drogas o alcohol podría tener relaciones sexuales sin condón o compartir agujas para inyección de drogas.
  • El uso de drogas y alcohol puede perjudicar la salud de una persona con el VIH. En particular, puede debilitar el sistema inmunitario y causar lesiones del hígado.
  • Para mantenerse sanas, las personas con el VIH toman todos los días una combinación de medicamentos (llamada régimen de tratamiento contra el VIH). El uso de drogas o de alcohol puede dificultar el enfoque y el cumplimiento del régimen de tratamiento diario. La omisión de estos últimos permite que el virus se multiplique y cause daños al sistema inmunitario.
  • Las interacciones medicamentosas entre los medicamentos antirretrovirales y las drogas recreativas pueden aumentar el riesgo de efectos secundarios peligrosos.

¿Qué relación existe entre la infección por el VIH y el uso de sustancias?

El uso de sustancias se refiere al uso de drogas y alcohol e incluye el uso indebido de medicamentos recetados y de venta libre. El uso de sustancias guarda relación con el VIH de las siguientes maneras:

  • El uso de alcohol o de drogas recreativas puede conducir a patrones de comportamiento de riesgo que aumentan la posibilidad de contraer la infección por el VIH o de transmitírsela a otras personas (lo cual se llama transmisión del VIH). Las drogas recreativas comprenden productos inyectables y no inyectables, como opioides (tales como la heroína), metanfetamina, cocaína crack y sustancias inhalantes (sustancias estimulantes conocidas como poppers). Algunos medicamentos recetados y de venta libre contienen estimulantes que cuando se usan indebidamente también pueden dar origen a patrones de comportamiento de riesgo.
  • El uso de drogas y alcohol puede perjudicar la salud de una persona con el VIH. En particular, puede debilitar el sistema inmunitario y causar lesiones del hígado.

¿Cómo aumenta el riesgo de infección por el VIH con el uso de sustancias?

Las drogas y el alcohol afectan el cerebro y hacen que la persona tenga dificultad para pensar con claridad. Esto incluye el uso de medicamentos recetados y de venta libre para fines distintos de los recetados, en cantidades excesivas y por un período más largo del previsto. Es posible que los usuarios de drogas o alcohol tomen malas decisiones y corran riesgos.

Algunos patrones de comportamiento de riesgo pueden aumentar la posibilidad de contraer o de transmitir la infección por el VIH. Por ejemplo, es posible que un usuario de drogas o de alcohol tenga relaciones sexuales sin condón o comparta agujas al inyectarse drogas.

En los Estados Unidos, la infección por el VIH se propaga sobre todo de las siguientes formas:

  • Al tener relaciones sexuales por vía anal o vaginal con una persona seropositiva sin usar condón o sin tomar medicamentos para prevenir o tratar la infección por el VIH.
  • Al compartir equipo (accesorios) para la inyección de drogas, como agujas, con una persona seropositiva.

¿Cómo puede el uso de sustancias afectar a una persona con el VIH?

El uso de drogas y de alcohol puede afectar la salud de una persona seropositiva de varias maneras.

Las drogas y el alcohol pueden debilitar el sistema inmunitario.
El VIH es perjudicial para el sistema inmunitario, le dificulta combatir las infecciones y ciertos tipos de cáncer. El uso de las drogas o del alcohol puede dañar aún más el sistema inmunitario y empeorar la infección por el VIH.

Las drogas y el alcohol pueden lesionar el hígado y causar enfermedad de ese órgano.
Una de las principales funciones del hígado es retirar las sustancias nocivas (toxinas) de la sangre. Se producen toxinas cuando el hígado descompone las sustancias químicas en las drogas o el alcohol.

El uso de drogas y alcohol puede causar lesiones del hígado, con lo cual éste tiene que trabajar más intensamente para retirar las toxinas del cuerpo. La acumulación de toxinas puede debilitar el cuerpo y conducir a enfermedad del hígado.

Algunas drogas recreativas pueden interactuar con los medicamentos contra el VIH.
Las interacciones medicamentosas entre los medicamentos antirretrovirales y las drogas recreativas pueden aumentar el riesgo de efectos secundarios peligrosos. Por ejemplo, se han reportado sobredosis debido a las interacciones entre algunos medicamentos antirretrovirales y las drogas como el éxtasis (MDMA) o el GHB.

El uso de drogas y alcohol puede dificultar tomar los medicamentos antirretrovirales todos los días. Para mantenerse sanas, las personas con el VIH toman todos los días una combinación de medicamentos (llamada régimen de tratamiento) contra el VIH. El uso de las drogas o del alcohol puede dificultar el enfoque y el cumplimiento del régimen de tratamiento diario. La omisión de esos medicamentos permite que el virus se multiplique y cause daños al sistema inmunitario.

Si usa drogas o toma alcohol, haga lo siguiente para proteger su salud.

Si usa drogas o alcohol:

  • No tenga relaciones sexuales si está drogado.
  • Si tiene relaciones sexuales, use un condón de la manera correcta cada vez. Lea esta hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) sobre el modo correcto de usar los condones.

Si toma alcohol:

  • Beba con moderación. Eso significa tomar, como máximo, una bebida diaria en el caso de las mujeres y hasta dos bebidas diarias en el caso de los hombres. Una bebida es una botella de cerveza, una copa de vino o un trago de licor.
  • Lea el folleto, titulado Piénselo antes de beber: El alcohol y su salud, publicado por el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism, NIAAA). Este folleto puede ayudarle a evaluar sus hábitos de consumo de bebidas alcohólicas y a analizar cómo pueden afectarle la salud.

Si se inyecta drogas:

  • Use solamente agujas y equipo (accesorios) de inyección de drogas nuevos y esterilizados cada vez que se inyecte.
  • Nunca comparta agujas ni accesorios.
  • Visite la página web de los CDC que trata de la forma de protegerse si se inyecta drogas para más obtener información sobre cómo reducir el riesgo de contraer o de transmitir la infección por el VIH durante el uso de drogas inyectables.

También se dispone de tratamiento, medicamentos y otros métodos para ayudarle a dejar o reducir el consumo de bebidas alcohólicas o el uso de drogas. Usted puede hablar con un asesor o con un proveedor de atención de salud sobre las opciones apropiadas para usted. Para buscar un centro de tratamiento del abuso de sustancias en su comunidad, visite el localizador de tratamiento de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental o llame al 1-800-662-HELP (4357).

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

Véase también una colección de enlaces y recursos sobre el VIH en HIV Source.