Visión general de la infección por el VIH

Pruebas de detección del VIH

Última revisión: August 16, 2021

Puntos importantes

  • La prueba de detección del VIH determina si una persona tiene ese virus. El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). El SIDA es la fase más avanzada de la infección por el VIH.
  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) recomiendan que toda persona de 13 a 64 años de edad se someta a una prueba de detección del VIH al menos una vez como parte de la atención de salud de rutina y que las personas expuestas a mayor riesgo de contraer el VIH se hagan la prueba con más frecuencia. Si usted es mayor de 64 años y está expuesto al riesgo de contraer el VIH, es posible que su proveedor de atención de salud le recomiende que se someta a la prueba de detección de ese virus.
  • Los factores de riesgo del VIH incluyen tener relaciones sexuales por vía vaginal o anal con una persona seropositiva o cuyo estado de infección por el VIH se desconoce; o con muchas parejas, e inyectarse drogas y compartir agujas, jeringas u otro equipo de administración de drogas con otras personas.
  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las mujeres embarazadas se sometan a estas pruebas con el fin de que puedan comenzar a tomar los medicamentos contra el VIH si son seropositivas.

¿En qué consisten las pruebas de detección del VIH?

La prueba de detección del VIH determina si una persona tiene ese virus. El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es la causa del síndrome de síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). El SIDA es la fase más avanzada de la infección por el VIH.

Estas pruebas permiten detectar la infección por el VIH pero no pueden determinar por cuánto tiempo la ha tenido la persona o si tiene SIDA.

¿Por qué son importantes las pruebas de detección del VIH?

Estas pruebas son importantes porque cuando una persona sabe cuál es su estado de infección por el VIH puede protegerse y proteger a los demás.

Si usted es seronegativo:
Un resultado negativo en la prueba de detección del VIH muestra que usted no tiene ese virus. Siga tomando medidas para evitar esa infección, por ejemplo, use condones durante las relaciones sexuales y, si está expuesto a alto riesgo de contraerla, tome medicamentos para prevenirla (esto se llama profilaxis preexposición o PrEP). Para mayores detalles, lea la hoja informativa sobre la prevención del VIH publicada por HIVinfo.

Si usted es seropositivo:
Un resultado positivo en la prueba de detección del VIH muestra que usted tiene ese virus, pero aún puede tomar medidas para proteger su salud. Comience por hablar con su proveedor de atención médica sobre el tratamiento antirretroviral (TAR). Las personas a quienes se administra el TAR reciben una combinación de medicamentos contra el VIH todos los días para tratar dicha infección. El TAR se recomienda para todas las personas seropositivas, quienes deben iniciarlo lo más pronto posible. Este tratamiento no cura la infección por ese virus, pero los medicamentos para combatirla ayudan a las personas seropositivas a tener una vida más larga y más sana.

La meta principal del TAR es reducir la carga viral de una persona a un nivel indetectable. Una carga viral indetectable significa que la concentración del VIH en la sangre es demasiado baja para detectarla con una prueba realizada con ese fin. Las personas seropositivas que mantienen una carga viral indetectable, en realidad, no presentan ningún riesgo de transmitir el VIH a su pareja seronegativa por medio de las relaciones sexuales.

¿Quién debe someterse a las pruebas de detección del VIH?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las personas entre los 13 y los 64 años de edad se hagan la prueba del VIH por lo menos una vez como parte de la atención de salud de rutina. Por regla general, las personas expuestas a mayor riesgo de contraer la infección por el VIH deben hacerse la prueba de detección cada año. Los hombres homosexuales y bisexuales sexualmente activos pueden beneficiarse de una prueba más a menudo, por ejemplo, cada 3 a 6 meses. Si es mayor de 64 años y está expuesto a riesgo, es posible que su proveedor de atención de salud le recomiende que se haga la prueba de detección del VIH.

Los factores que aumentan el riesgo de contraer la infección por el VIH incluyen los siguientes:

  • Tener relaciones sexuales por vía vaginal o anal con alguien que es seropositivo, o cuyo estado de infección por el VIH se desconoce
  • Inyectarse drogas y compartir agujas, jeringas u otro equipo de administración de drogas con otras personas
  • Intercambiar relaciones sexuales por dinero o por drogas
  • Tener una enfermedad de transmisión sexual (ETS) como sífilis
  • Tener hepatitis o tuberculosis (TB)
  • Tener relaciones sexuales con una persona que tenga cualquiera de los factores de riesgo de infección por el VIH previamente citados

Hable con su proveedor de atención de salud sobre su riesgo de contraer la infección por el VIH y la frecuencia con que debe hacerse la prueba de detección de ese virus.

¿Deben las mujeres embarazadas someterse a pruebas de detección del VIH?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también recomiendan que todas las mujeres embarazadas se sometan a la prueba de detección del VIH para que puedan comenzar a tomar medicamentos contra ese virus si son seropositivas. Las mujeres con el VIH toman medicamentos contra ese virus durante el embarazo y el parto para reducir el riesgo de transmisión maternoinfantil del VIH y proteger su propia salud. Para información adicional, lea la hoja informativa de HIVinfo sobre la Prevención de la transmisión perinatal del VIH.

¿Cuáles son los tipos de pruebas de detección del VIH?

Se emplean tres tipos de pruebas para diagnosticar la infección por el VIH, a saber, pruebas de anticuerpos, pruebas de antígenos y anticuerpos y pruebas de ácido nucleico (NAT por sus siglas en inglés). Su proveedor de atención de salud puede determinar cuál es la prueba de detección del VIH apropiada para usted. La respuesta a la pregunta “¿qué tan pronto permite detectar cada prueba la infección por el VIH?” varía porque cada una tiene un período silente distinto. El período silente es el tiempo transcurrido entre el momento de la posible exposición de una persona al VIH y el momento en que una prueba permite detectar con exactitud la infección por ese virus.

  • Las pruebas de anticuerpos examinan si hay anticuerpos contra el VIH en la sangre o en las secreciones bucales. Los anticuerpos son proteínas que combaten la enfermedad, que el cuerpo produce en respuesta a la infección por el VIH. La mayoría de las pruebas rápidas y las pruebas domiciliarias son pruebas de anticuerpos.
  • Las pruebas de antígenos y anticuerpos, como su nombre lo indica, pueden detectar antígenos (una parte del virus) y anticuerpos contra el VIH en la sangre.
  • Las pruebas de ácido nucleico examinan la presencia del VIH en la sangre.

La prueba inicial de detección del VIH de una persona será, por lo general, una prueba de anticuerpos o una de antígenos y anticuerpos. Las NAT son muy costosas y no se emplean regularmente para detectar la infección por el VIH a menos que la persona haya tenido una exposición de alto riesgo o una posible exposición con síntomas iniciales de dicha infección.

Cuando el resultado de una prueba de detección del VIH es positivo, se realizará una prueba de seguimiento. Algunas veces, las personas necesitarán una consulta con un proveedor de atención de salud para hacerse la prueba de seguimiento. Otras, esta última prueba puede realizarse en el laboratorio con la misma muestra de sangre suministrada para la primera. Un resultado positivo de una prueba de seguimiento confirma que la persona tiene el VIH.

Hable con su proveedor de atención de salud sobre sus factores de riesgo de contraer la infección por el VIH y la mejor prueba de detección en su caso.

¿Es confidencial la prueba de detección del VIH?

La prueba del VIH puede ser confidencial o anónima.

Una prueba confidencial significa que los resultados de su prueba de detección del VIH incluirán su nombre y otros datos de identificación y se incluirán en su expediente médico. Los resultados positivos de la prueba de detección del VIH se notificarán a los departamentos locales o estatales de salud para incluirlos en los informes estadísticos. Los departamentos de salud retiran toda la información personal (incluso el nombre y la dirección) de los resultados de las pruebas de detección del VIH antes de compartir la información con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los CDC usan esta información para sus informes pero no la comparten con ninguna otra organización, ni siquiera con las compañías de seguros.

Una prueba anónima significa que usted no tiene que dar su nombre al someterse a la prueba de detección del VIH. Al hacerse la prueba, recibe un número. Para obtener los resultados, da el número en lugar de su nombre.

¿Dónde se puede hacer una persona la prueba de detección del VIH?

Su proveedor de atención de salud puede hacerle una prueba del VIH. Esas pruebas también se realizan en muchos hospitales, clínicas, programas de tratamiento para el abuso de sustancias y centros de salud comunitarios. Use este localizador de pruebas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para buscar un lugar cercano donde se realice la prueba de detección del VIH. Se recomienda someterse a la prueba por orden de un profesional de atención de salud; sin embargo, hay estuches de pruebas de detección del VIH que la persona puede utilizar en su casa. Hay dos tipos de pruebas de detección del VIH que se puede hacer la propia persona, a saber, una prueba rápida con lectura inmediata de los resultados y una prueba en la que la muestra se envía por correo, pero las leyes del estado sobre las pruebas autoadministradas pueden limitar la disponibilidad de esas pruebas en un lugar determinado.

La persona puede hacerse una prueba rápida con una muestra de saliva en la casa o en privado. Existe una prueba rápida autoadministrada llamada OraQuick In-Home HIV test aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Una prueba para envío por correo exige que la persona suministre una muestra de sangre tomada con un pinchazo en un dedo de la mano, que luego manda al laboratorio para análisis.

También puede comprar en una farmacia o en línea un estuche de pruebas domiciliarias.

La hoja informativa precedente se basa en la correspondiente en inglés.

Véase también una colección de enlaces y recursos sobre el VIH en HIV Source.